RECOMENDACIONES PARA ELEGIR AL FOTÓGRAFO DE TU BODA

EL DÍA DE TU BODA. 

Si has llegado hasta aquí probablemente es porque te vas a casar y seguramente tengas un montón de dudas sobre cómo preparar vuestra boda, dónde celebrarla y  qué proveedores contratar. Una de ellas será la elección del fotógrafo responsable de capturar los momentos únicos e irrepetibles que sucederán a lo largo del día de vuestra boda, un trabajo nada fácil y de gran importancia porque será el único recuerdo fotográfico que tendréis para el resto de vuestras vidas.

Como experto en este sector y recién casado, experiencia que me ha servido para vivir una boda en primera persona, te diré que no vale cualquiera. Antes de contratar a un profesional tienes que tener en cuenta varios factores. Para ello voy a darte unos breves consejos que seguro te ayudarán a la hora de elegir a tu fotógrafo ideal.

 

¿QUE RECUERDO QUIERES TENER DE TU BODA?

La cuestión principal que debes plantearte es cuál es tu estilo y qué estilo de fotografías quieres tener para el recuerdo. De nada te servirá contratar a un profesional solo por precio, por caché o recomendaciones si no te convence su trabajo. Si no va con tu estilo, no es tu fotógrafo. Esto te ayudará bastante para hacer un descarte rápido.

Los 4 estilos más comunes entre los profesionales son: clásico, artístico, de moda, y documental.

  • CLÁSICO: normalmente es el de toda la vida con un estilo remarcado desde los años 80-90. Fotografías cliché con poses tradicionales, bastante preparadas, sin olvidar los fondos artificiales y las composiciones con efectos.
  • ARTÍSTICO: fotografías por lo general muy interesantes y cuidadas respecto a luz, espacios y momento capturado. Requieren bastante planificación y tiempo para su ejecución.
  • MODA: posados muy marcados e iluminación muy controlada para conseguir el look perfecto. Escenarios específicos y mucho Photoshop.
  • DOCUMENTAL: fotografías naturales y realistas que tienen como principal objetivo contar una historia mediante una secuencia de imágenes, con el foco puesto en los personajes principales y lo que sucede a su alrededor. Este es el estilo más demandado en los últimos años.

Cada uno de ellos supone un tipo de fotografía muy diferente, ni mejor ni peor. Es muy importante tenerlo en cuenta porque marcará incluso el ritmo del día de tu boda. El día se te pasará volando y el fotógrafo debe saber dirigir pero no entorpecer. No debe quitarte demasiado tiempo de estar con familiares y amigos disfrutando de vuestro día solo por estar haciendo fotos rebuscadas. Para esas fotos te recomiendo utilizar las sesiones de preboda o postboda. Aquí dispondréis de más tiempo y menos prisas para conseguir fotografías a medida.

Tu boda debe estar bien planificada desde los preparativos de los novios, ceremonia, copa de bienvenida, comida, fiesta, etc. y si hay distancia entre los distintos lugares debéis tener los tiempos de ejecución muy bien controlados, sobre todo el fotógrafo para no perderse nada.

 

EN BUSCA DEL FOTÓGRAFO. 

Comienza tu búsqueda con bastante antelación, no lo dejes para última hora porque puede que los fotógrafos que más te gusten tengan tu fecha ocupada. Cada vez más parejas contratan con un año de antelación, algunas incluso más. Si tu boda la celebras en sábado y en temporada alta, entre junio y septiembre… no te duermas, ponte a buscar desde ya.

Internet te brinda la oportunidad de encontrar infinidad de proveedores de todo tipo para la celebración de tu boda. No te limites a buscar fotógrafos cercanos a ti. Visita muchas páginas web y perfiles en redes sociales. Cuidado con los portales web especializados en bodas, no te dejes embaucar por los que aparecen en los primeros resultados como recomendados y/o premiados. No quiero decir con esto que no sean buenos profesionales, sino que las primeras posiciones se consiguen pagando. Hoy en día todo se compra… posicionamiento, valoraciones, comentarios, seguidores, recomendaciones, etc.

Otra muy buena opción de búsqueda des visitar ferias de bodas. Si tienes la oportunidad de ir a alguna, hazlo. De este modo puedes ver todo lo que se cuece en torno a proveedores de bodas y lo mejor de todo… podrás conocer sus trabajos y tener un cara a cara con ellos. Además, siempre te encontrarás con descuentos y promociones especiales al contratar con ellos a través de la feria, muy buena opción para ahorrar unos cientos de Euros.

Una vez realizada una búsqueda a conciencia, haz una lista con todos los seleccionados, profundiza en su trabajo y recopila información de cada uno de ellos, no te cortes: precios, cantidad de fotos que te entregarán, cuanto tiempo dedican a cada boda, la cobertura del día (preparativos de novios, ceremonia, copa de bienvenida, comida, baile, fiesta final… ), si será más de un profesional, qué equipo fotográfico utiliza, si realiza preboda y/o postboda, tipo de álbum, etc.

En caso de ser un equipo de fotógrafos deja bien claro cual será el que haga las fotos de tu boda. Conozco casos en los que las parejas pagan más por contratar los servicios de un fotógrafo de prestigio y en su lugar aparece otro compañero a cubrir el evento porque él está trabajando en otra boda el mismo día. Ten claro que el resultado no será el mismo. Tú eres quién pagará sus servicios, tienes que tenerlo todo controlado. ¡Evita disgustos de última hora!

Muy importante… puede llegar el momento en el que creas tener a tu candidato ideal. Haces una entrevista con él para conoceros un poco más y descubres que no conectáis para nada, te hace sentir incómodo o cualquier otro motivo por el que sabes que no va contigo. Piensa que es la persona que te acompañará el día de tu boda y lo tendrás continuamente a tu alrededor con su cámara… ¿estarás cómodo con su presencia?. Descártalo si es necesario y continua por el siguiente de tu lista.

 

FOTOS ESPECTACULARES, SITIOS INCREÍBLES. 

Algo muy común entre algunos fotógrafos sucede de cara al escaparate… Te mostrarán fotos espectaculares en lugares mágicos: castillos medievales, palacios barrocos, bosques encantados, cascadas de ciencia ficción… Esto puede producir una sensación hipnótica que haga que desees contratarlo para ser tú el protagonista de la próxima foto… pero debes mantener los pies firmes en el suelo y hacerte una idea lo más realista posible del lugar donde será vuestra celebración, la decoración, el espacio y la luz que habrá, si la boda es al medio día o durante la tarde… Una vez de vuelta a la realidad, pídele que te muestre trabajos de bodas reales, solamente así te harás una idea del material que obtendrás.

Si lo que buscas son fotografías espectaculares te recomiendo que lo planifiquéis para una sesión aparte, pero no el mismo día de la boda. Puede que no sea buena idea.

 

LOS FAMOSOS PACKS. 

No te dejes llevar en exceso con los packs del tipo “todo en 1”. Cada pareja tiene necesidades únicas y exclusivas.

Por ejemplo, no puede tener el mismo precio las fotos de una boda en alta temporada que en baja, un miércoles o un fin de semana. Hay parejas que no quieren fotos durante sus preparativos, por lo que las horas de trabajo son menos y eso debería reflejarse en el presupuesto.

Lo más lógico es que te encuentres un precio de partida y a partir de éste según lo que queráis sumará o restará el presupuesto.

Uno de los casos más frecuentes que encontrarás son fotos y vídeo en el mismo pack. Muchas parejas, por comodidad, lo contratan todo confiando en que el vídeo estará a la misma altura del reportaje de fotos o viceversa, pero en la mayoría de los casos no es así. Si quieres contratar a un videógrafo para tu boda realiza el mismo esfuerzo que estás haciendo con la búsqueda del fotógrafo. Casi todos os podemos recomendar a profesionales afines a nuestro estilo ¿no sería lógico tener un bonito recuerdo en vídeo de estilo similar?

No tengas miedo a contratar individualmente todos los servicios o profesionales que quieras. Será acierto seguro, porque lo estás configurando tú y de lo que se trata es de que al final todo lo que elijas esté a tu gusto.

 

EL PRESUPUESTO. 

Por suerte la era digital y tecnológica en la que vivimos pone a nuestro alcance multitud de dispositivos a precios asequibles con los que podremos hacer fotografías, pero eso no nos convierte en fotógrafos. Debes tener mucho cuidado con los comentarios o pensamientos del tipo “tengo un amigo que le gusta hacer fotos y se compró una cámara… podría preguntarle” y el remate es “vamos a poner cámaras desechables en las mesas y que la gente haga fotos, seguro que salen algunas chulas”. Al final lo barato sale caro, y lo sabes.

A algunos os parecerá una locura, pero es la realidad y el resultado no puede ser más nefasto. El día de tu boda es único e irrepetible. El único recuerdo que quedará de esos momentos y perdurará en el tiempo para el resto de tu vida serán esas fotos. No lo dejes en manos de alguien que por muy buena intención que tenga, si no sabe cómo trabajar en una boda, ese día no será una excepción.

Mi consejo es que no escatimes con el presupuesto, no te decantes por un fotógrafo u otro solo por unos Euros. Establece una cantidad razonable para esta inversión y dependiendo de tus necesidades amplíala o recórtala. Por ejemplo, invertir 700€ en una fuente de chocolate que pasará desapercibida para el 75% de tus invitados y limitar el presupuesto para fotografía, que será un recuerdo para toda la vida, no tiene sentido alguno. Busca el equilibrio entre todo lo que inviertas y necesites para tu boda, quita de un lado y ponlo en otro hasta que montes ese puzle lo más coherente posible.

 

EL CONTRATO. 

Sí, el fotógrafo debe redactar un contrato legal por escrito en el que queden reflejados todos los servicios que se prestarán, formas de pago, entregas, derechos de imagen, etc. Revisa bien todas las cláusulas y si no estás de acuerdo con alguna háblalo con él para modificarlas antes de proceder a la firma. No te conformes, todo es negociable.

 

Hasta aquí el post de hoy, espero haberte despejado algunas dudas sobre como buscar a tu fotógrafo ideal. Si quieres que te ayude con cualquier otro tema relacionado con bodas déjame un comentario o contacta directamente conmigo en redes@miguelmoba.com.

Te invito a navegar por mi web. Acomódate y echa un ojo a algunos de mis trabajos. También puedes seguirme a través de las redes sociales para conocer más de mí.

Abrazos miles y por supuesto, si te casas… ¡Enhorabuena!

fotografo de bodas granada

Fotógrafo de Bodas Miguel Moba